Regiones productoras de café

El café crece en terrenos ecuatoriales entre los trópicos de Cáncer y Capricornio. Existen tres principales regiones cafeteras, con un paisaje diferente, un clima y unos matices que impactan en el crecimiento y procesamiento del café.


LATINOAMÉRICA

Los cafés procedentes de esta región son conocidos como cafés lavados por su proceso de elaboración siguiendo el método de lavado húmedo. En éste, las bayas rojas de café se tratan rápidamente en una planta de procesamiento donde después de ser lavados pasan a tanques de fermentación.

Aquí descansan un mínimo de 18 horas. Durante ese tiempo, la acidez de los granos, el sabor y  el aroma absorven las cualidades. Posteriormente, se lavan los granos nuevamente y se secan. Luego se pela y se quita la piel externa del grano

Los cafés de Latinoamérica, destacan por su sabor tradicional, achocolatado y con toques de nueces. Su marcada acidez se asemeja a la sensación de limpiar el paladar. Esta característica se debe al clima, la tierra volcánica y al proceso húmedo de fermentación usado para la preparación de estos cafés.

Para la elaboración de sus cafés, Cafés Salvador ha escogido las mejores calidades de plantaciones de origen arábica cuya mezcla ofrece un sabor y aroma único, ya que conjuga las características de cada procedencia.


AFRICA / ARABIA

Cuna de algunos de los cafés más antiguos del mundo, las regiones de Africa y Arabia producen cafés utilizando el método de lavado natural o seco, al igual que la combinación entre el húmedo y el natural método semi-lavado.

El método seco, el grano de café se seca completamente en la baya antes de quitarle la piel, obteniendo un sabor más intenso.

Salvo en Etiopía y Kenia, representantes africanos del café arábica, la variedad dominante es robusta por su mejor adaptación a las condiciones climáticas del África ecuatorial.


ASIA / PACÍFICO

Las regiones de Asia y Pacífico influyen en el archipiélago Indonesio, el sur de Asia y Papúa Nueva Guinea. Esta enorme área compuesta por numerosas islas posee una amplia variedad de climas y topografías y cualidades de café.

Con la excepción de los cafés lavados de Papúa Nueva Guinea y Timor Oriental, la mayoría son cafés semi-lavados de variedad robusta. Las bayas maduras se lavan y se separan la pulpa utilizando máquinas manuales

Una vez sin pulpa, el café queda parcialmente seco. Tenemos que quitar otra capa pringosa llamada pergamino y se vuelve a poner al sol para que siga secándose. Ya completamente seco, se elegirán y clasificarán los granos verdes

Son cafés enérgicos, especiados y profundos, siendo muy valoradas sus propiedades como cafés complementarios en la elaboración de mezclas (blend) aportando cuerpo y carácter.