El secado

El secado tiene como objetivo disminuir el contenido de humedad del grano hasta un porcentaje tal (aproximadamente el 12%), que permita su almacenamiento seguro sin adquirir mal olor o sabor.

El secado se puede realizar de dos formas:

  1. Secado solar: Aprovecha la energía solar y el aire.
  2. Secado mecánico: En el secado mecánico (silos) se hace pasar una corriente de aire caliente, impulsada por un ventilador, a una temperatura de 50 grados centígrados, a través de la masa de café. Al calentar el aire se aumenta su capacidad para extraer humedad de los granos