El almacenamiento

Una vez secos los lotes se pesan y se les da ingreso en la bodega donde se almacenan por lo menos durante 30 días para que la humedad se estabilice y el grano verde pueda tener una vida útil un poco más larga. Después se procede a la cata y clasificación de los lotes en función de las características organolépticas para posteriormente ser vendidos en micro lotes  (muy especial, especial, comercial).

El empaque es en saco de yute, garantizando la vida útil y mantenimiento de la calidad del grano durante más tiempo y dependiendo de las exigencias del cliente el café se puede empaquetar al vacío o en bolsas grainpro de 69kg. Otros métodos utilizados para el envío de café son Bulk Lilner (contenedores en saco de prolietileno con capacidad para 21 toneladas), sacas para 1000 kg de café y en menos ocasiones, en toneles.