Buscando la excelencia

Cafés Salvador en busca constante de la excelencia, combina tradición e innovación, sumando a sus procesos artesanales la tecnología de vanguardia.

La labor de selección del grano es primordial  para un buen café. Por eso, en Cafés Salvador se le dedica especial atención, realizando una selección escrupulosa, buscando los mejores granos, los de la variedad arábica, para crear blends que se adapten al gusto de los consumidores.

Todos los orígenes escogidos son arábicas lavados de alta calidad. Entre los arábicas básicos se utilizan Colombia y Brasil, y entre los denominados Gourmets se abastecen de fincas seleccionadas situadas en Jamaica, Hawai y Kenia, cuyas características de cosecha, recolección y clasificación los hacen cafés con unas cualidades muy especiales en cuanto al aroma y sabor.

Cafés Salvador establece  estrictos  mecanismos  de  control  a lo  largo  de  todos  sus procesos, con especial atención en la mediada, el tostado y el envasado. Asimismo, se realizan catas aleatorias para evaluar que todos los parámetros resulten satisfactorios.

En la actualidad, el proceso de producción  del café se realiza de forma automática e informatizada. En el tueste se controlan las curvas de calor para una calidad de tueste constante, fundamental para la obtención de un producto de alta calidad.